Cannabis medicinal y terapéutico

Compartir

El pasado 8 de mayo ingresó en la Cámara de Representantes nuestro proyecto de “Ley integral para el fomento y acceso al cannabis medicinal y terapéutico en Uruguay”. Contó con amplio respaldo de diputados, con 24 firmas, y fue derivado a la Comisión de Salud y Asistencia Social para su tratamiento.

La iniciativa propone un conjunto de medidas complementarias a la normativa ya aprobada sobre regulación del cannabis a través de la Ley 19.172 para garantizar la accesibilidad de los pacientes que, contando con una prescripción médica, opten por un tratamiento en base a cannabis para la mejora de su salud. El proyecto propone aumentar las vías de acceso, así como incluirlo dentro del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS). Asimismo, genera un marco regulatorio que promueva la producción de cannabis y sus derivados para uso medicinal, en particular a pequeña y mediana escala, a través de la elaboración de productos vegetales y garantizando la calidad en su proceso de producción y elaboración.

Actualmente, son cada vez más las personas que buscan tratamientos con cannabis medicinal pero su acceso sigue siendo restringido; ya sea por el alto costo, o bien por la escasa información existente en el sistema de Salud. De acuerdo a la investigación realizada por el equipo Monitor Cannabis (Facultad de Ciencias Sociales, Udelar), para el año 2017, un 90% de la población entre 15 y 64 años de edad estaba de acuerdo con la implementación del componente de cannabis medicinal de la regulación. Un 24% de la población está interesada en utilizar estos productos. Sin embargo, solo un 10% del total de interesados está efectivamente en tratamiento con productos en base a cannabis.

Por otra parte, la normativa actual que reglamenta los usos médicos y científicos del cannabis, obliga a que el registro de cada uno de los productos cumpla con requisitos que resultan altamente costosos para emprendimientos de pequeño y mediano porte. Esto genera una segregación de los pequeños y medianos productores, impidiendo su profesionalización y la formalización de su trabajo.

No obstante, el proyecto busca que los productos artesanales de derivados del cannabis cumplan un estándar de calidad, garantizando la seguridad de la población. También, se promueve el seguimiento médico de estos tratamientos, para lo que se considera importante la formación y actualización de saberes, tanto de médicos/as como de otros profesionales conexos (químicas/os farmacéuticas, cultivadores, etc). Además, se propone que los productos en base a cannabis medicinal ingresen al SNIS para evitar que su costo sea una barrera para los pacientes. De esta forma, sería una opción más por parte de prestadores públicos y privados.

Los cambios propuestos en la normativa permitirán un proceso más ágil de aprobación de las licencias y habilitación de los diferentes productos y, en consecuencia, mayor acceso a los pacientes. Para conocer en profundidad el proyecto de ley, se adjunta el mismo.

Proyecto de Ley Cannabis Medicinal