Frente Amplio dividido por la ley de empleos para personas con discapacidad

Compartir

El proyecto de ley de promoción del trabajo para las personas con discapacidad en el sector privado, que se vota hoy en la Cámara de Diputados, divide al Frente Amplio (FA). El Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), el Partido Comunista del Uruguay (PCU) y el sector Ir no están de acuerdo con las modificaciones que le introdujo el Senado la semana pasada. Ayer, en la reunión de bancada de la coalición de izquierda, el PCU planteó modificar el primer artículo, y la propuesta fue secundada por el PVP e Ir, pero el resto de los sectores no la apoyó, de modo que el texto será votado tal como fue enviado por el Senado. En el artículo 1º, el proyecto original reservaba 4% de los puestos de trabajo de cada empresa para personas con discapacidad, y los senadores decidieron que la proporción se calcule sobre el total de “trabajadores permanentes”. Según supo la diaria los sectores discrepantes aceptaron votar en general, pero plantearán sus objeciones cuando se vote en particular. El PCU adelantó que, si no se elimina la referencia a los trabajos permanentes, no votará el artículo 1º.

El diputado comunista Gerardo Núñez dijo a la diaria que el cambio “recorta 25% las posibilidades de ingreso”, y destacó que está previsto un período de transición de tres años para que la ley se aplique. Opinó que “el proyecto del Poder Ejecutivo [PE] estaba lo suficientemente equilibrado”, y destacó que en su proceso de redacción participaron organizaciones sociales, las cámaras empresariales y los ministerios de Trabajo, Economía y Desarrollo Social, por lo cual llegó al Parlamento con los “máximos niveles de consenso”.

Alejando Zavala (Ir) comentó que el cálculo a partir de los trabajadores permanentes va a generar problemas para determinar en cada empresa cuáles son estos, y recordó que los cambios se hicieron para llegar a un acuerdo con el Partido Nacional (PN), por lo que espera que los nacionalistas acompañen el proyecto en Diputados.

En el resto del FA, los sectores que apoyan el proyecto como llegó del Senado son Asamblea Uruguay (AU), el Partido Socialista (PS), el Nuevo Espacio (NE) y el Movimiento de Participación Popular (MPP). Sin embargo, los diputados del MPP Susana Pereyra y Daniel Placeres aseguraron ayer a la diaria que su sector estaba trabajando para mejorar la redacción del articulado. Pereyra señaló que es necesario votar con rapidez la iniciativa, porque el sábado se cumplirá el plazo en el que la Constitución permite hacerlo: como el texto implica modificaciones presupuestales, no puede ser aprobado en los 12 meses previos a las elecciones nacionales (una disposición cuyo obvio sentido es evitar que, en el marco de la campaña electoral, se utilice la legislación para ganar simpatías de los votantes).

Alfredo Asti (AU) adelantó que hoy se dará trámite parlamentario a un nuevo proyecto que contempla licencias especiales para personas que tienen a su cargo menores con alguna discapacidad, y el trabajo zafral para las personas con discapacidad (cuestiones que el Senado decidió quitar de la iniciativa original, porque para ellas no rige el plazo constitucional). Asti dijo que, como las condiciones son distintas, se debe asegurar el acceso a esos empleos. Agregó que se harán las consideraciones necesarias en la sesión, pero que el acuerdo es aprobar la ley, porque es “un avance muy importante”. Para el diputado de AU, ayer “se metió el ruido de la construcción” de manera equivocada, porque en esa rama de actividad los trabajadores son temporales, “contratados para una única obra, pero eso no se debe confundir con los zafrales, que son contratados específicamente durante un período de tiempo y a quienes luego no se vuelve a contratar”.

Ayer, el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA), muy involucrado en el asunto en virtud de la frecuencia de lesiones graves en el sector, se manifestó en contra de las modificaciones realizadas al proyecto en el Senado y convocó a un paro nacional para mañana jueves, a fin de movilizarse durante la sesión. Marcelo Díaz, del SUNCA, dijo a la diaria que se hicieron gestiones para ver si se podía cambiar el articulado, pero “los resultados dijeron que no”. En un comunicado difundido ayer, el SUNCA señala que los cambios “afectan negativamente aspectos sustanciales” del proyecto original, enviado en mayo, que fue fruto de “un proceso de construcción y negociación de varios años que involucró a las organizaciones de personas con discapacidad, el PIT-CNT, el movimiento popular, los partidos políticos y el PE”.

El paro de mañana será de 9.00 a 13.00 en todo el país, excepto en Canelones y San José, donde será de 8.00 a 14.00. En Montevideo también se hará una concentración en la plaza Independencia a las 9.30 en respaldo al proyecto como fue presentado, y en apoyo a “la huelga de hambre de las y los trabajadores de la Unión de Obreros y Empleados del Gas en lucha contra la transnacional Petrobras”. Después marcharán hacia la sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, donde realizarán un acto.

El precandidato a la presidencia Óscar Andrade, dirigente del PCU y del SUNCA, sostuvo en declaraciones a Radio Uruguay que las modificaciones realizadas por el Senado son “absurdas” y contribuyen a la “precarización laboral”.